29.6.06

Desde el inicio del gobierno de AUV, es habitual que las organizaciones sociales y las comunidades sean hostigadas al ser interrumpidas en sus asambleas y cualquier tipo de acto público. Los participantes son filmados, fotografiados y obligados a presentarse a las bases militares o batallones. Si incumplen son buscados en sus casas u oficinas y tildados públicamente de guerrilleros. A su vez, los líderes sociales, sindicales y defensores de derechos humanos de la región vienen sufriendo detenciones arbitrarias, y la Fiscalía usa los informes de inteligencia del Ejército como insumo para la apertura de procesos. Las capturas se producen en su mayoría sin orden previa y con fundamento en señalamientos ilegales, realizados a veces por personas encapuchadas, refugiadas en los puestos militares. Son frecuentes los allanamientos y las detenciones con el objeto de reseñar, filmar y fotografiar a los ciudadanos araucanos.




Tutto quello che trovate in queste pagine è a vostra libera disposizione. Fatene quello che volete, purché non a fini commerciali (dubito, ma non si sa mai).